Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 28 de septiembre de 2015

Mi opinión sobre el remake de POLTERGEIST

Me cuesta empezar a escribir esto, son tantas las ideas y confusiones que ha generado esta versión de la película en mi cabeza, que me cuesta aceptar la realidad. Aun así voy a haceros un breve resumen sobre lo que me ha parecido uno de los remakes que más había esperado hasta la fecha, y que por fin ayer pude engullir... el remake de Poltergeist.

El cartel que prometía un gran remake


Para empezar voy a decir que me considero que entiendo algo de cine, que las tendencias van cambiando y que comprendo que de vez en cuando se pueda insuflar vida a una antigua producción que nos marcó anteriormente. Esto ahora tampoco es que sea nuevo, de hecho se lleva haciendo desde antes de los años 50... pero lo que si me llama la atención es que pocas veces ha tenido éxito. Por tanto, acepto que estamos en una década donde lo que prima es el negocio por encima de todo, y como no, donde las ideas de algunos guiones han quedado escatimadas y carentes de importancia frente a los efectos especiales.

La película POLTERGEIST siempre ha significado mucho para mi. Es una obra que mezcla terror con el cine familiar americano, donde los personajes te caen bien desde el principio. El padre tiene componentes que lo convierten en una persona entrañable y los hijos se comportan como tales sin llegar a ser “repelentes”. Pero sobre todo esta película funcionaba porque los efectos especiales estaban al servicio del guión, y no al revés.


Quieres desvelar el auténtico terror de Poltergeist Remake, seguro?

Bien pues ahora imaginar que ocurriera todo lo contrario. Tenemos a una familia nada entrañable, con un padre totalmente inexpresivo y orientado al fracaso, una hija mayor insoportable que quiere un móvil nuevo cuando sus padres no tienen nada de dinero, otro niño completamente obsesionado y atemorizado, y una dulce Carol Anne (Mady en la peli creo, ya no me acuerdo). Con todos esos elementos comprenderéis que es difícil conseguir sacar un cocktel de los buenos y solo puede salir uno con sabor a mierda.


Uno de los fallos mas grandes como digo es el carácter general de la familia. Creo que en toda la película no se produce ni una sola emoción de sobresalto por parte del padre, el cual solo llora una vez en toda la película durante unos dos segundos. Da igual que su hija esté hablando con espíritus delante del televisor, o que se haya ido a otra dimensión. Este hombre es completamente incapaz de transmitir algo mas allá que una persona sin sentimientos hacia su familia, además de tener algo que te genera cierto rechazo hacia el. Simplemente no puede caerte bien porque no demuestra nada de cariño hacia su propia familia.



Una foto que dice mucho sobre las pocas habilidades de interpretación de esta familia.

A este personaje hay que sumarle situaciones incomprensibles como cuando por ejemplo va a comprar. El tipo tiene casi todas sus tarjetas de crédito caducadas, pero sin embargo llega a la casa con un montón de regalos absurdos, incluido un Iphone. Según los diálogos lo que yo llegué a entender es que estos objetos eran robados. Una escena que termina con el hombre comiendo una pizza barata y que te hace empezar a plantearte que coño estás viendo.


Otra de las escenas que mas impactaron mi moral es una en la que Griffith (El niño mayor) intenta salir corriendo de su habitación cuándo ha tenido el enfrentamiento con el payaso. Este corre hacia las escaleras, y en un momento absurdo, se queda petrificado en pausa encima de los escalones. Lo que hace que una rama del árbol (misteriosamente estirada) pueda alcanzarlo en el interior de la casa. Si lo pensáis es absurdo ¿por que no usa este truco la casa para paralizar a todos y llevárselos uno por uno? Oh vamos, no tenían nada mejor pensado los guionistas? O simplemente que lo hubiera enganchado en la habitación y se lo hubiera llevado hacia arriba. Son ese tipo de vueltas de guion que pienso son totalmente innecesarias.



Posiblemente la escena mas ridícula de la película

Luego están los para-psicólogos, por llamarlos de alguna forma. De nuevo nos encontramos con personajes poco agradables, ingenuos e irrespetuosos, con todo el tema que está sufriendo la familia. En ningún momento parecen creer nada de lo que les cuentan. Que ya, en la antigua también había dudas sobre lo que estaba ocurriendo, pero no eran tan agresivos como en esta. En la original eran científicos que se tomaban en serio su trabajo, exponían teorías dimensionales, y al final te creías que ayudaban a la familia. En esta toda su metodología parece improvisada. No tienen ningún tipo de teoría científica, sus métodos son descuidados y mediocres, y no aportan nada de nada en la resolución del guión. Pensarlo bien ¿quien abre el agujero dimensional en la pared?. Tengo la teoría de que se podría quitar a todo el equipo de parapsicólogos y dejar a la familia y nos daríamos cuenta de que la película puede resolverse EXACTAMENTE IGUAL.



Aquí no encontrarás a nuestro amigo de la cara picada,
lo han cambiado por una escena de sangrado fácil.

Pero sin duda lo que mas me pareció de traca es la petardada final. Como resuelven todo esto. Resulta que llaman a una especie de Iker Jiménez de la televisión, si... en este caso no es Tangina, es un actor televisivo que no deja de repetir "esta casa ya está limpia", penoso. Este hombre llega expone unas cuantas gilipolleces (teorías sin fundamento) para al final enviar un drone (que previamente había robado el padre) por la puerta dimensional. Cosa que solo sirve para mostrarnos un pequeños y escaso espectáculo de como es "el otro lado" (ojala lo hubieran aprovechado más). Al fallar el drone el hijo se cuela en el espacio dimensional... no he visto nada tan ridículo desde que el presidente se subía al avión en Independence Day. Todo para hacer un amago y sacar a la pequeña Madison.



Tangina (2015)

Y os preguntaréis ¿y que hace el hombre de la televisión? Nadie lo sabe exactamente, en una de las últimas escenas se lanza hacia el portal dimensional para acabar con el desde dentro... tremenda gilipollez. Lo mejor de esta parte es como se lanza en modo Goku hacia el armario, épico y ridículo. Llegados a este punto quieres que todo termine, pero no, aun quedan 15 minutos interminables de metraje donde la casa se empieza a desmoronar, y los actores son absorbidos por la misma en una secuencia interminable.


Mi cuestión es... ¿Era necesario hacer esta película TAN MAL?. Una historia que ya estaba hecha, y que por lo que parece, había intentado respetar muchas partes de la original. No se como explicarlo, no esperéis ver una película medio buena, ni tirando a mala... ES MALA. Es como coger todo lo que te había gustado de la original y hacer que no te guste, eso es lo que mas me ha dolido. Aquí no hay una familia entrañable, ni un terror sugerido como en la original, aquí se muestra todo, incluso lo que no es necesario mostrar. Eso la quita encanto, misterio y sobre todo terror.



Si creías que ver al reverendo Kain de limpiacristales era lo peor
que podías ver... TE EQUIVOCABAS.


Se ha producido un error en este gadget.